domingo, 22 de julio de 2012

La cultura del "no-lugar" (o los basurales a orillas de la vía férrea)

Resido en un conjunto habitacional frente a la vía férrea y no me molesta el paso de los trenes cargueros al Sur o al Norte. Todo lo contrario, aunque sea de madrugada, el claxon de la locomotora y el traqueteante sonido de las ruedas de los boguies de los pesados carros al pasar por la junturas de los rieles, es música para mis oidos. Sin jamás haber sido un  funcionario ferroviario (aunque sí hijo, sobrino y nieto de ellos) siento aprecio por los lugares que se identifican con el ámbito del ferrocarril. Por ello es que me resulta repulsivo el que se agredan los lugares que tienen que ver con la historia y el patrimonio tangible que se encuentra a orillas de los rieles. Me indigna que las personas destruyan a pedradas, incendien, roben y dejen sus desechos en aquellos sitios y construcciones de nuestro ferrocarril que fueron los lugares de trabajo y de paso de tantas personas en el pasado.

Crecí con la premisa de "cada cosa en su lugar". Fui enseñado a no dejar la ropa sucia bajo la cama, a no dejar mi ropa ni mi bolso del colegio tirado por cualquier lugar, lustrar mis zapatos y cortarme el pelo apenas mis orejas comenzaran a ser tapadas, etc...Aún resuena en mi mente la voz de mi padre diciendo "Ooorden, oorden"; seguramente el repetía lo mismo que mis abuelos le enseñaron. Ésto es mi cultura.

Cultura no es sólo el "cultivarse", si no que (como se puede leer en la Wikipedia) ésta puede clasificarse en:

Tópica: La cultura consiste en una lista de tópicos o categorías, tales como organización social, religión o economía.
Histórica: La cultura es la herencia social, es la manera que los seres humanos solucionan problemas de adaptación al ambiente o a la vida en común.
Mental: La cultura es un complejo de ideas, o los hábitos aprendidos, que inhiben impulsos y distinguen a las personas de los demás.
Estructural: La cultura consiste en ideas, símbolos o comportamientos, modelados o pautados e inter-relacionados.
Simbólica: La cultura se basa en los significados arbitrariamente asignados que son compartidos por una sociedad.


Conversando con mi hija mayor (antropóloga) sobre las causas que motivan a la gente a deshacerse de su basura, botándola a orillas de la vía férrea o sea, en la faja fiscal ferroviaria (pese a que el camión recolector pasa 3 veces por semana), ella mencionó algo bien interesante, diciéndome: "Lo que pasa es que, para ti, la línea del tren  es un espacio que tiene un significado y para la gente que bota su basura allí, es un no lugar". Me explicó sobre el concepto acuñado por el antropólogo francés Marc Augé, que expresa que el "no lugar" es un lugar circunstancial, sin importancia para ser considerado por un individuo como un "lugar significante" y que siente que no es un aporte a la identidad de aquella persona.


Bueno, la vía férrea, las viejas estaciones y otras construcciones abandonadas, los puentes, etc., que conforman el patrimonio ferroviario, son para mí importantes, tienen significancia y un lugar en mi cultura. Lamento que otras muchas personas hayan crecido con desapego por el orden y la limpieza y que sientan que los lugares que no tienen significado o valor en su cultura, pueden ser considerados sus basurales o una expresión de sus carencias.