sábado, 19 de diciembre de 2009

Recuerdos ferroviarios de mi padre

En el año 1977, nos fuimos de Temuco con rumbo a la ciudad de Osorno. Mi padre había sido trasladado a aquella ciudad, pues había sido ascendido a Inspector de Tracción de la Tercera Zona de la Empresa de Ferrocarriles del Estado de Chile. Recuerdo que él tenía una oficina en la Estación de Ferrocarriles de aquella ciudad (Osorno era su ciudad natal) y tenía que concurrir a los accidentes ocurridos en la vía y supervisar variadas actividades. Más tarde, en el mes de septiembre del año 1978, él recibe el cargo de Jefe de la Casa de Máquinas en la misma ciudad, y su oficina estaba en la altura de un segundo piso de aquella inmensa construcción ubicada en el barrio Ovejería. Su oficina era oscura y se accedía por una empinada escalera de madera. Mi memoria guarda la imagen de unas grandes máquinas de escribir, denominadas "planilleras". Nuestra casa habitación, perteneciente a Ferrocarriles, era la primera de la cuadra, y su patio colindaba con el inmenso terreno de la Casa de Máquinas, sólo separados por una alta muralla de ladrillo. Desde la altura de aquella pared me entretenía observando las maniobra de guardar y sacar las máquinas que allí se alojaban. Una pequeña locomotora, conocida coma "La Choca", se encargaba de efectuar esas maniobras, "subiendo" las locomotoras a un transportador con tracción eléctrica, que se movía en línea recta, ya que aquella Casa de Máquinas no tenía la típica "tornamesa" con tracción humana.

Buscando entre las cosas que dejó mi padre tras su fallecimiento, en enero del año 2009, hallé un instrumento metálico y junto a él una hoja de papel, con la típica caligrafía de mi papá, con una descripción de las partes de aquella pieza metálica. Desconozco el nombre técnico, pero deduzco que se trata de una especie de plantilla para verificar el estado del perfil de las ruedas de los trenes. Tendré que averiguar con viejos ferroviarios cómo se llama.

ACTUALIZACIÓN (11-MARZO 2011): Gracias a la publicación de Italo Martínez Rival, en su Blog "Vida de Trenes", he podido enterarme que este instrumento se llama "Calibre". Fotografías y descripción técnica se pueden ver en el post respectivo, haciendo clic aquí.


1 comentario:

Italo Martínez Rival dijo...

Qué buena.. después de tantos años, yo recién descubrí estos "calibres" el año 2009. Sin duda que el que tienes tú y el papel con la letra de tu padre, es toda una reliquia.